EMASAGRA y su Hoja de Ruta

Comparte este proyecto

Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Uno de los sectores que más está apostando por la lucha contra el cambio climático es el del agua. Esto se debe a que empresas sensibilizadas, se han comprometido con el análisis de su huella de carbono generada a lo largo del ciclo integral del agua. Uno de los casos más reconocidos a nivel nacional es el de EMASAGRA. La compañía estableció el año de referencia en el 2016 y, desde entonces, no ha dejado de reducir su contribución al calentamiento global. 

Siguiendo los requisitos establecidos por el GHG Protocol y la ISO 14064, EMASAGRA actualiza cada año su inventario de gases de efecto invernadero, y realiza con ayuda de ECOTERRAE un seguimiento y monitoreo de las emisiones reducidas y evitadas gracias a las buenas prácticas que va poniendo en marcha progresivamente.

Además, cabe desatacar que EMASAGRA ha confiado en nuestro equipo para acompañarles en la senda hacia la neutralidad en carbono, lo que le ha permitido convertirse en la primera empresa española del sector que ha calculado, ha reducido, y ha compensado el 100% de su huella de carbono en 2019.

Junto a la acción climática, EMASAGRA ha confiado en nuestro equipo para ser pionera en el cálculo y verificación de su huella hídrica y de agua, según las directrices de la Water Footprint Network y la ISO 14046, incrementando el control sobre el consumo sostenible del recurso hídrico en sus propios procesos.

Como ejercicio de transparencia y engagementcon sus grupos de interés (stakeholders), la compañía cuenta con nosotros para coordinar el diálogo con sus grupos de interés, llevar a cabo el análisis de materialidad, y elaborar varias de sus Memorias de Sostenibilidad (GRI Standards). De este modo, logramos identificar las expectativas reales de nuestro entorno, lo que nos lleva a abordar otros nuevos retos como el aumento de la resiliencia empresarial mediante el diseño del Plan de Adaptación al Cambio Climático

Esta hoja de ruta nos marca el rumbo al 2030 y está permitiendo a EMASAGRA generar valor añadido a todo su entorno, mejorando continuamente en aspectos tanto sociales y éticos, como medioambientales, y está sirviendo de ejemplo para otros muchos clientes del sector que confían en nosotros.

Te puede interesar