Se inicia el trámite legislativo para la aprobación de la Ley Andaluza de Cambio Climático

El consejero de Medio Ambiente destaca que la futura norma se convertirá en un eje transversal de las políticas de la Junta de Andalucía.

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal, ha informado el 19/12/2017 en el Parlamento andaluz del proyecto de Ley de Medidas frente al Cambio Climático que hoy inicia su tramitación legislativa para su aprobación definitiva. Durante su intervención, el consejero ha apelado a todos lo grupos políticos para consensuar una norma que ha contado en su elaboración con una gran participación social y que tiene como objetivo disminuir la emisión de gases con efecto invernadero y, por tanto, mejorar la calidad de vida de los andaluces.

Fiscal ha aclarado que la futura ley supondrá una nueva regulación de la contaminación por gases de efecto invernadero y se dirigirá a las denominadas “emisiones difusas”, que se encuentran en situación de vacío legal al no estar sujetas al Régimen Europeo del Comercio de Derechos de Emisión y que que suponen un 55% de la contaminación vinculada al cambio climático en la comunidad. En opinión del consejero hay que apostar por una política de mitigación, que reduzca las emisiones y aumente la capacidad de sumidero de dióxido de carbono, y adaptar a la sociedad a un modelo de producción que disminuya en su conjunto los efectos del cambio climático. Para ello, es indispensable sumar a las empresas a esta causa, promocionando y fomentando la incorporación de las mejores técnicas disponibles en los procesos productivos.

El proyecto de ley, al que no se ha presentado ninguna enmienda a la totalidad, eleva al máximo rango jurídico los planes que la Junta desarrolla desde 2002 contra los efectos de este fenómeno. Según el consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, establece cuotas de emisiones por periodos de seis años para los distintos sectores que generan contaminación difusa, fundamentalmente el transporte, el agrario, la edificación y la vivienda. La norma regula además la gestión de residuos, los gases fluorados y las actividades industriales que quedan fuera de la regulación europea.

Estas cuotas, denominadas “presupuestos de carbono“, serán revisables por la Junta en función de los compromisos que se adquieran en el ámbito internacional de las disminuciones logradas o de los impactos económicos y sociales de las medidas. El texto supone crear la Oficina de Cambio Climático y poner en marcha el Plan Andaluz de Acción por el Clima, que marcará los objetivos desde el ámbito local y autonómico. Contempla el Sistema Andaluz de Emisiones Registradas (SAER) y la habilitación del Registro de la Huella de Carbono de Productos y Servicios, que medirá y comunicará las emisiones de los productos o servicios que se ponen en el mercado.

Igualmente, contiene instrumentos voluntarios para la compensación de emisiones de CO2 mediante su absorción por sumideros naturales vinculados a proyectos forestales. Fiscal ha señalado que fija sanciones para los diferentes tipo de incumplimiento que, en función de su gravedad, podrían alcanzar los 60.000 euros.

Fuente: Junta de Andalucía y Agencia EFE