Programas Clima de biodigestión y compostaje de residuos orgánicos

20150206_141952-v3Si bien la digestión anaerobia (también llamada biometanización) de residuos orgánicos sufrió un revés coincidiendo con las primeras convocatorias de Proyectos Clima, debido a la eliminación gradual de primas por la venta de la energía eléctrica renovable procedente de la combustión del biogás en motores, no son pocos los proyectos de biogás registrados como Proyectos Clima, cuya importancia en reducción de emisiones es, además, muy importante.

En ECOTERRAE registramos y monitorizamos una parte importante de esos proyectos desde 2012, con el objetivo para generar incentivos económicos adicionales a nuestros clientes.

Cabe mencionar que, al tener el metano y el óxido nitroso (CH4 y N2O) un potencial de calentamiento global 25 y 298 veces mayor que el CO2 respectivamente, este tipo de proyectos es más intensivo, en lo que a generación de Reducción de Emisiones se refiere, que otro tipo de sectores en los que estos gases no están implicados. Esto repercute en mayores incentivos para los clientes, que a su vez deben hacer frente a mayores inversiones para promover esta clase de proyectos.

Ejemplos de Proyectos

Algunos proyectos emblemáticos del sector consisten en la digestión anaerobia de deyecciones ganaderas (purines y gallinaza) en codigestión con otros sustratos, y la valorización energética del biogás en motores y/o calderas. La energía resultante es en parte vendida, y en parte utilizada para autoconsumo, así como para adecuar el sustrato resultante de la biodigestión para su conversión en fertilizante, que puede ser también comercializado.

compostajePor otra parte, existe otro tipo de proyectos de biodigestión de residuos alimentarios sin presencia de deyecciones ganaderas, cuyos promotores se han convertido en el gestor de residuos de las industrias agroalimentarias de su zona y aprovechan la energía resultante del biogás generado y combustionado para su venta y autoconsumo.

Por último y como novedad, ECOTERRAE ha presentado este año por primera vez en la convocatoria varios proyectos de Compostaje de residuos orgánicos. Estos proyectos consisten en la digestión aerobia de residuos orgánicos de manera que exista la mínima degradación anaerobia posible, gracias a procesos como ventilación forzada, mayor frecuencia de volteo, control de la humedad o bulking. Así estos residuos dejan de eliminarse mediante depósito en suelo o vertedero, donde en mayor o menor medida metanizaban, y el metano resultante escapaba a la atmósfera generando calentamiento global.